Es una conversación de trabajo entre el padre y la madre con una de las profesoras jefe de su hijo, con el propósito de intercambiar (dar y recibir) información que contribuya a concretar aspectos de mejora personal en la casa y en la vida escolar.

Estas entrevistas son convocadas por una de las educadoras o solicitadas por los padres a través de la libreta de comunicaciones o por el sistema SIAE y es clave que asistan papá y mamá. 

En la entrevista está previsto que los padres no se limiten a escuchar. Para la educadora, son de especial relieve los aportes que ellos hacen para un conocimiento más acabado del alumno. El objetivo de esta comunicación personal,  es proponerse un plan de acción que ayude al niño a mejorar en la adquisición de virtudes o en otros aspectos.

 

Conocimiento personal del hijo

La educación de cada hijo es un trabajo que no se improvisa y que exige dedicación, tiempo y mucha generosidad, ya que es el único modo de conocer personalmente a cada uno con el fin de poder prestarle una ayuda

Preparación de la reunión de trabajo

Como para cualquier reunión formal de trabajo, es preciso preparar bien la entrevista. Es indispensable que padre y madre conversen previamente entre sí sobre los aspectos de mejora que parecen más oportunos y necesarios para tratar sobre ese hijo determinado. La familia y el colegio parten de la base de que existen objetivos y criterios de formación comunes, lo que facilita el tono siempre sincero y amable de la entrevista.